viernes, 27 de mayo de 2016

Théo Tobiasse



Théo Tobiasse nació en 1927. Originario de Lituania, su familia se trasladó a Israel esperando encontrar la tierra prometida.  Por esa razón la obra de este artista está impregnada del  exilio, de la mujer como madre y amante de las reminiscencias de su infancia en Lituania, ya que sus padres tuvieron que volver allí. La datcha en el medio del campo verde de Kaletova, las luces de los barcos de vapor adornados con las banderas de colores bajando el Niemen, los trineos por las calles cubiertas de nieve de Kovno y tambien las teteras redondas y los samovares barrigones, todo ello símbolo del calor del hogar familiar..Despues de cruzar a través de Alemania, tobiasse llega a París en  1931, donde es recibido por una triste estación de ferrocarril. Despues siguen los oscuros años de la ocupación nazi, durante la cual, la familia, aunque permaneces escondidos, es diezmada. 


Despues de la liberación, el artista solo sueña con la luz de sol y un cielo enorme. Se queda en Niza, despues en Saint-Paul de Vence, donde hace el fascinante descubrimiento del paisaje lunar de Saint-Barnabé plateau, en Col de Vence que se convertirá en su primer cuadro. Celebra su primera exposición en el Palais de le Mediterranee en 1961 donde le dieron un premio, lo que le ayudó a decidir dedicarse completamente al arte.  A partir de 1980 viajó mucho a los Estados Unidos. Visitó Méjico, donde quedó fascinado por la cultura azteca. Fascinado por Nueva York, decidió vivir parte del año allí.

Este pintor, diseñador y escultor, de nacionalidad francesa, falleció en 2012 en Cagnes-sur-Mer, Francia