jueves, 28 de julio de 2016

Maurizio Cattelan

 

Audaz y rebelde, el artista autodidacta italiano es satírico, le encanta romper las reglas y que la gente se quede con las cejas alzadas pensando si es verdad lo que ven. 

Comenzó su carrera creativa como fabricante de muebles antifuncionales. Cuando empezó a exponer tenía tanto miedo al fracaso que en la primera exposición colgó un letrero en la puerta que decía "vuelvo pronto". Confiesa que nunca pudo mantener un trabajo durante más de dos meses, que no le gustaba estudiar, que el colegio era una tortura y no  le gusta mantener las reglas

 En una exposición posterior, en Appel arts centre, en Amsterdam, robó una  obra de otro artista y le puso un letrero "Otro jodido readymade". A la policía no le hizo gracia la broma y educadamente le pidieron que devolviese la pieza

 A pesar de estas destructivas tendencias, comenzó a hacer una obra muy personal, con aproximación al hiperrealismo. Sus instalaciones escultórics retratan un mundo real y al mismo tiempo absurdo. Sus personajes humanos y animales se presentan en escenarios improbables o en escalas exageradas que producen un efecto impactante.

 Maurizio Cattelan nació en Padua, Italia, en 1960. Cattelan, que no tiene ninguna formación académica artística,  se considera un "trabajador del arte" en lugar de un artista, a menudo se ha apodado como el bufón de la corte del mundo del arte. Esta etiqueta no sólo habla de su gusto por la irreverencia y el absurdo, sino también por su profunda negativa a las   normas y jerarquías socialmente arraigadas.  
 Su obra se ha expuesto en  la Bienal de Venecia (1993, 1997, 1999, 2002 y 2003), en el Musée d'art moderne de la Ville de Paris (1994), SITE Santa Fe (1997 ), Manifesta 2 (1998), Estambul Bieniali (1998), Kunsthalle de Basilea (1999), Bienal del Whitney (2004), Centro Georges Pompidou de París (2008), y  en el  Museo Solomon R. Guggenheim de Nueva York (2008). Una retrospectiva de su obra abrió el otoño de 2011 en el Solomon R. Guggenheim Museum, Nueva York. Cattelan también fundó la Wrong Gallery en 2002,  una tienda en la ciudad de Nueva York, que permite  libertad de intervenciones de arte carente en las galerías comerciales.




Cattelan vive y trabaja en Nueva York y Milán.