viernes, 26 de agosto de 2016

James Abbott McNeill Whistler



(1834-1903) En la época victoriana, era que representó la cumbre de la pintura moralista, Whistler pensaba que el arte no existía para dar lecciones de moral. Fue el mayor exponente del Movimiento estético "el arte por arte". Whistler escribió "así como la música es la poesía del sonido, la pintura es la poesía de la vista" 

Utilizaba terminología, como sinfonía y nocturno en los títulos de sus obras, perseguía la armonía del color y de la forma. 

Aunque nació en Lowell, Massachusetts, USA, se trasladó a Europa en 1855  y ya nunca volvió a America. En 1856 entró en el taller de Charles Gleyre y poco despues se relacionó con Courbet, Fantin-Latour, Legros y otros adeptos del realismo. En 1859 se trasladó a Londres


En 1877 Whistler exhibió una serie de paisajes  que tituló "Nocturnos", compuestos por capas de color. Estas obras  indignaron a  los  críticos conservadores, que no comprendían la falta de detalles,  la narrativa y la "forma". El crítico de arte John Ruskin  escribió un artículo  muy cáustico  y Whistler lo demandó, ganó el caso pero los gastos del juicio lo llevaron a la ruina.  Con la venta de los contenidos de su estudio, en 1879-1880, Whistler hizo un largo viaje a Venecia, donde trabajó intensamente en sus grabados,  fuente principal de ingresos para él. A lo largo de las siguientes décadas Whistler continuó trabajando en su estilo distintivo vagamente pintado, delicadamente matizado, en óleo, acuarela y pastel