viernes, 9 de junio de 2017

Gustav Klimt


Gustav Klimt (1862 Viena – Viena 1918)- Procedía de una familia modesta, estudió en Staatliche Kunstgewerbeschule, la escuela de artes  y oficios de Viena,  donde pronto descubrieron su talento para el dibujo. Consiguió gran cantidad de contratos públicos con su hermano Ernst y su compañero de universidad  Franz Matsch. 




El Museo  Kunsthistorisches o Museo de Historia del Arte, atesora grandes obras maestras.  El segundo gran encargo que recibieron en Viena fueron los frescos en el techo de las dos escalinatas del impresionante Burgtheater, que dieron vida sus miembros entre 1886 y 1888. Sobre la escalera principal –en el ala Landtmann– Gustav Klimt reprodujo el antiguo Teatro de Taormina en un célebre fresco. En otro ala recreó el shakespereano Globe Theatre de Londres con la escena final de «Romeo y Julieta». El artista se inmortalizó en ella. Es el único autorretrato conocido de Gustav Klimt. Fue tal el éxito que fueron condecorados por el emperador Francisco José. Los bocetos de Klimt para la decoración de estos techos fueron encontrados en 1990 en los almacenes del teatro.
 Sin embargo estos encargos eran para reflejar la historia de Viena y durante la década de 1890 Klimt buscaba otras formas de expresion y fundó la  Secesion en 1897 con otros artistas que tenían las mismas inquietudes. Klimt fue el primer presidente de la Secesion de Viena. 
  


En 1894, Klimt recibió el encargo de crear tres pinturas para decorar el techo del Aula Magna de la universidad de Viena.
 Fueron muy criticadas por lo radical de su enfoque y su propia representación, que algunos consideraron "pornográfica".El clamor fue general: protestaron políticos, pero también personalidades relacionadas con el mundo del arte y la moral pública. La universidad decidió finalmente no colocar las obras de Klimt, y éste no volvería a admitir encargos a partir de entonces. Por desgracia las tres obras fueron destruidas por las SS durante su retirada, en mayo de 1945. 

Después de centrarse en obras de arte decorativas sobrecargadas, espléndidas, comienza a desarrollar un estilo más suave alrededor de 1910. Creó "La muerte y la vida"  y la retocó  varias veces, es como si quisiera imprimir belleza a la vida, cuando el sentía una tristeza inherente a la apoplejía cerebral que sufría.
.

"Sé pintar y dibujar. No hay autorretratos míos. No estoy interesado en mi propia persona - solo en otras personas, mujeres. [...] Pinto día a día de la mañana a la noche - pinturas y paisajes figurativos, retratos. Cuando tengo que escribir una carta sencilla me asusto, siento un inminente mareo. Aquellos que quieran saber más acerca de mí que observen mis pinturas, y que traten de comprender quién soy y qué quiero ".

2 comentarios:

enricbatiste@gmail.com dijo...

Me encanta Guatav Klimt, tan elegante...

enric batiste dijo...

Me encanta Gustav Klimt, tan elegante...