lunes, 14 de noviembre de 2016

Huguette Arthur Bertrand

 

 

 (1920-2005), pertenece a  la joven generación de artistas de la posguerra, que desarrolló un lenguaje abstracto, lírico y libre.

 Su pintura es colorida, dramatizada por las líneas negras que cruzan el lienzo, destacando los colores, a menudo  diluidos, en  tonos  rojo y ocre, o azul. Su creación en papel es más dramática, casi exclusivamente pintada en negro y gris, a veces con un toque de ocre, rojo o azul.

Nació en 1920. Despues de pasar su infancia en Saint-Etienne se trasladó a París en la posguerra. Viajó a Praga con una beca. Participó en el Salón de mayo de 1949 y expuso con el grupo Les Mains eblouies en exposiciones en los años 1949 1950. Sus primeras exposiciones individuales las celebró  en la galería Niepce en 1951. Obtuvo el Premio Féneon en 1955 y al año siguiente expuso en Nueva York, Copenhaguen, Inglaterra, Bélgica, Alemania y Japón

 Sus obras se pueden ver en el Centro Pompidou, en el Museo de Arte Moderno de Paris, en el Museo de Arte Moderno de Saint Étienne, así como en otros museos franceses y extranjeros