miércoles, 25 de marzo de 2015

Georges Lacombe





(1868-1916)
Tres encuentros marcan la vida artística de este artista. Con Sérusier en  1892, un  año más tarde con Gauguin y con Theo van Risselberghe en 1904. Muy pronto adoptó las ideas de Sérusier y se integró con los Nabis. Sus pinturas se integran con la línea y el espíritu de los paisajes de Pont- Aven, sin embargo, especialmente en sus marinas, muestra una euforia muy personal. Despues de una reunión con Gauguin decide dedicarse a la talla de madera y el grupo le da el apodo de  el "escultor Nabi"-  pero no abandonó la pintura

1 comentario:

enric batiste dijo...

¡Que belleza, pardiez!