sábado, 18 de junio de 2016

Anni Albers



Quizás la artista textil más famosa del siglo XX-(1899-1994)
 Nació en Berlín en una familia judía. Su madre pertenecía a una familia de la industria de la publicidad y su padre hacía muebles. Estudió con el artista impresionista Martin Brandenburg
 En 1922 ingresó en la Bauhaus en Weimar y allí estudió con Johannes Itten. Durante el segundo año quiso acceder al taller de vídrio pero no pudo porque no se admitían mujeres, así que se apuntó  a clases de textil. A pesar de su rechazo, su instructora Gunta Stolzl, la enseñó  a amar los desafíos que representan la construcción textil
En 1925 se casó con Josef Albers, profesor de la Bauhaus. Ese año la Bauhaus se trasladó a Dessau y cambió su enfoque de la artesanía a la producción, lo que permitió a Albers desarrollar textiles únicos, combinando la reflexión de la luz, la absorción acústica, durabilidad, reducir arrugas y deformaciones. Durante este período estudió con Paul Klee, hasta que aceptó un puesto como profesora en 1928 para dar clases con Klee y Kandinsky
Cuando la Bauhaus cerró en 1933 por la presión de los nazis, Anni y Josef Albers aceptaron puestos de enseñanza experimental en la universidad de Black Mountain en Carolina del Norte. Dieron clases allí hasta 1949 y durante ese época sus trabajos se mostraron por todos los Estados Unidos, culminando con una exposición en Museo de Arte Moderno

Despues de dejar Black Mountain, Josef aceptó un puesto en el departamento de diseño en Yale y Anni empezó a trabajar en su casa en Connecticut. Gropius, de la Bauhaus, le encargó que diseñara una variedad de textiles para Harvard y pasó la mayor parte de la década de 1950 trabajando en eso.  En 1963 experimentó con impresiones en el taller  de litografía Tamarind, en Los Angeles y a partir de ese momento se dedicó a la litografía. Publicó dos libros -On Designing y On Weaving.- Despues de la muerte de su marido en  1975, hizo varias exposiciones de textil y litografías. Recibió media docena de doctorados y premios.