jueves, 2 de junio de 2016

Květa Pacovská




 Nació en Praga en 1928, es pintora, escultora e lustradora.
  Sus pinturas y esculturas recorren museos y galerías de todo el mundo. Sus libros han sido publicados en 20 países diferentes, entre ellos, EE.UU., Japón, Corea y China.


 Inició su carrera artística en los años 50. En la Universidad de Artes Aplicadas, en Praga, fue alumna del destacado pintor checo Emil Filla, conocido por ser un apasionado seguidor del cubismo de Pablo Picasso. 




 La obra de Květa Pacovská es muy variada. La autora primero se dedicó a la pintura y la ilustración editorial, posteriormente empezó a crear objetos tridimensionales, y ahora se ocupa de hacer libros experimentales infantiles, que destacan por sus imágenes simples y comprensibles para niños de cualquier edad


 En la República Checa, la pintora es conocida especialmente por ilustrar numerosos libros infantiles, entre ellos, los cuentos de hadas de los hermanos Grimm, y la novela fantástica Momo, de Michael Ende.


Los llamados libros de autor o libros experimentales son un género especial de la literatura. Prescinden de texto, aprovechan sólo la fuerza comunicativa de las imágenes y los materiales, y así desarrollan la fantasía y la imaginación infantil. Según Květa Pacovská, sus libros se leen con los cinco sentidos.


A lo largo de su vida, Květa Pacovská recibió varios galardones internacionales. En 1992, obtuvo el premio al mejor libro del mundo, Goldene Letter, por el título Papier Paradise. Posteriormente, fue galardonada con el Premio Hans Christian Andersen, que se otorga a los mejores autores de la literatura infantil. 

Información- Radio Praga