viernes, 28 de octubre de 2016

Frederick William MacMonnies



(1863-1937)


Pintor y escultor nacido en Nueva York. Estudió en la Academia Nacional de Diseño y en la Art Students League de Nueva York. En 1884 viajó a París para estudiar escultura en la facultad de Bellas Artes. En 1888 abrió un estudio en París y comenzó a crear algunas de sus esculturas más famosas, que presentaría anualmente en el Salón de París. Ese mismo año, con la intervención de Stanford White, consiguió dos encargos para Estados Unidos y se casó con María Fairchild, una colega americana con quien compartía estudio. Se trasladaron a Giverny, donde había una colonia floreciente de artistas. Las sucesivas relaciones de ambos unido a largas ausencias del hogar, los llevó al divorcio en 1909


En 1889 recibió una mención de honor en el Salón de París. Con el estallido de la Primera Guerra Mundial viaja anualmente a los Estados Unidos para encargarse de los pedidos. En  1891 hizo una fuente para la Feria Mundial de Chicago.  Fue  muy bien recibido y agasajado en su país pero pronto su estilo se quedó obsoleto. Murió a los 73 años, totalmente arruinado por la caida de la bolsa de 1929. Ahora, renovada la apreciación por la escultura y el diseño americano MacMonnies ha regresado a un lugar prominente en la historia del arte