domingo, 10 de octubre de 2010

R. B. Kitaj





R. B. Kitaj 1932 – 2007.

Nació en Chagrin Falls, Ohio, cerca de Cleveland, USA.
Su padre el hungaro Sigmund Benway, abandonó a su madre Jeanne Brooks, poco despues de que el naciese y se divorciaron en 1934. Su madre era americana hija de emigrantes ruso-judíos. Se volvió a casar en 1941, con el Dr. Walter Kitaj,un químico austriaco, y Ronald adoptó su apellido. A los 17 años se embarcó como marinero en un barco noruego.

Despues de servir durante dos años en el ejército de los Estados Unidos en Francia y Alemania se fue a Inglaterra para estudiar en la escuela Ruskin y dibujo en Oxford (1958–59). Allí desarrolló un gran amor por la obra de Cézanne y se fue a estudiar al Royal College of Art in London (1959–61), con David Hockney, Derek Boshier, Peter Phillips, Allen Jones y Patrick Caulfield. Richard Wollheim, el filosofo y David Hockney fueron amigos suyos durante mucho tiempo.

Kitaj se casó con Elsi Roessler, in 1953; tuvieron un hijo y adoptaron una hija. Despues de vivir juntos 12 años Elsi se suicidó en 1969. Se volvió a casar con Sandra Fisher en 1983; tuvieron un hijo, Max. Sandra Fisher murió de aneurisma en 1994. Kitaj culpó a la prensa británica por su muerte. Murió en Los Angeles en 2007. Siete años despues de su muerte el forense del condado de Los Angeles declaró que su muerte había sido debida a un suicidio.





"Este retrato de mi amigo Nikos Stangos inspirado en su compatriota el poeta griego Kavafis y en sus descripciones sobre su paseo diario por los burdeles del puerto de Alejandría. Yo acababa de volver a Londres de mi único viaje a Grecia, que duró muy pocos días, y entonces él posó para mí en esa actitud de paseante. Le conté a Stangos mi extraño y no consumado vagar por el puerto de El Pireo, imitando a Kavafis. Por tanto el cuadro se refiere a los dos poetas y a mí mismo".
R. B. Kitaj

References

* Kitaj, R. B. (1989). First Diasporist Manifesto. Thames and Hudson. ISBN 0500275432.

4 comentarios:

enric batiste dijo...

Crudeza desafiante tan desnuda
que no puede esconder esa ternura
que le lleva al trato con la muerte,
la muerte tan presente en su pintura...

Un beso sepultado en su tristeza

Preste Juan dijo...

Ya no sé qué decir cuando visito tus blogs. Lo que ofreces, lo que me enseñas, me deja como a un niño ante las maravillas que nunca imaginó: Con los ojos y la boca abiertos.

ines dijo...

Gracias Preste, cuanto te agradezco tus comentarios

Besos

ines dijo...

La verdad Enric es que parece que la vida de Kitaj fue bien desgraciada

Apertas