domingo, 9 de enero de 2011

Maurice de Vlaminck




Maurice de Vlaminck (París, 4 de abril de 1876 - Eure-et-Loir, 11 de octubre de 1958) fue un pintor fauvista francés.

Vlaminck fue uno de los pintores que causaron escándalo en el Salón de otoño de 1905, que recibió el apelativo de "jaula de fieras", dando nombre al movimiento del que formaba parte junto a Henri Matisse, André Derain, Raoul Dufy y otros.

Vlaminck proviene de una familia de músicos bohemios afincados en París.



En un primer momento Vlaminck no tenía intención de dedicarse a la pintura y su verdadera vocación era ser ciclista de profesión, que combinaba con dar clases de violín o escribir novelas eróticas para ganarse la vida. Debido a una enfermedad (fiebres Tifoideas) Vlaminck abandonará el ciclismo y tras entrar en el ejército y conocer a André Derain, se convence de que quizá su futuro esté en la pintura.


Fue en 1900, tras su encuentro con Derain, que Maurice de Vlaminck decide hacer su profesión de la pintura. El paisaje, en particular el Sena en los alrededores de París, es un tema de predilección para Vlaminck. Aquí se trata del pueblo de Bougival y en especial el restaurante "La Machine" que eligió por motivo.


Para pintar los edificios, Vlaminck se sitúa levemente más allá del camino, justo antes de la curva de la carretera. Pese a reanudar entonces con un modelo de composición preciada por los impresionistas, se aleja no obstante de el, con un enfoque mucho más cercano.


El color y la pincelada, utilizados por el pintor también contribuyen a la construcción tan singular, que no deja de recordar Vincent van Gogh. Encontramos, en efecto, aquí un toque dinámico que construye la forma y los empastes son valorados por el maestro holandés. La pincelada se modifica en función del efecto deseado: más bien redonda, en los campos coloreados del primer plano, se alarga en el árbol, para volverse dúctil en la arquitectura.

También fue tras su confrontación con Van Gogh que la paleta de Vlaminck se esclarece hasta convertirse en un chorro de colores puros, directamente salidos del tubo. Presentado en 1905 en el tercer Salón de otoño, el Restaurante de la Machine en Bougival se une a obras de artistas que no tardarán en ser calificados de "fauves" por el crítico Louis Vauxcelles.

musee-orsay

2 comentarios:

enric batiste dijo...

¡Dinámica y pureza del color!

Y un beso de su fuerza expresiva

ines dijo...

Tiene influencias ¿Quien no las tiene? Pero es muy, muy bueno

Biquiños