martes, 10 de agosto de 2010

Else Alfelt


(Copenhague, 16 de septiembre de 1910 - Copenhague, 9 de agosto de 1974)
Else Alfelt tiene un sentido realista de los colores, sin efectos secundarios que perturben lo que importa en la pintura; expresa sus experiencias de lo lírico a lo dramático, siempre de acuerdo con la vida.


En el juego de colores encuentras algo ligeramente vibrante; en la tela encuentras una delicada modulacion.

Verde, azul y amarillo, con los que puede soñarse un verano, interminables campos de un brillante amarillo, verde y azul. Un gris claro, gris oscuro, suave como la niebla, duro como una roca, la vida de la ciudad en un sentido universal. Líneas intrelazadas vigorosamente, cruzandose a veces tomado la forma de un fantasma.

Sus cuadros contienen a menudo pocos colores principales sino interminables matices. No es el sonido de una trompeta que nos despierte; sino una absorción que nos lleva a un mundo rico de sensibilidad, de matices y colores. En su fantasía, su expresividad es libre y femenina, sin cadenas.


Else Alfelt fue la persona de la que Carl-Henning Pedersen aprendió a pintar, cuando ella estaba fuera el utilizaba su paleta y sus pinceles, porque apenas tenían espacio en su apartamento para que dos personas pintaran al mismo tiempo.

Sus cuadros estan llenos de montañas, hielo y la luna. Tambien hizo muchos mosaicos. Ahora tiene su propio museo abierto en 1976 cercano al 'Herning Kunstmuseum' que llevan su propio nombre y el de Carl-Henning Pedersen.


cobra.li/alfel

4 comentarios:

enric batiste dijo...

Bien, vamos conociendo más y más artistas del grupo Cobra. ¿Cómo sabes tando de pintura, Inés? ¿Eres crítico de arte? ¿Regentas una o más salas de exposiciones? ¿Pintas tú también?

Bicos e apertas

ines dijo...

No hago crítica de arte, no regento una sala de arte y no TENGO NI IDEA DE ARTE, pero me encanta...A veces me pregunto si esto es cosa de genes raros porque mi padre empezó llenando la casa de palomas raras y despues se le dio por comprar arte. La verdad es que si he visto arte toda mi vida y en mi casa solo me quedan limpios los techos. De todo esto he llegado a la conclusión que a lo mejor a "fuerza de ver" llegas a tener un instinto especial.

Ah y pintar... Si algo pinto pero con mucha vergüenza. Los pongo en el portal de mi casa y los roban. O bien tengo un admirador secreto de mi arte o algún ratero ignorante piensa que va a sacar algún dinero por ellos.

Unha aperta

enric batiste dijo...

Te imagino como un hada que "encanta" con sus cuadros descuidados a la puerta de su casa. ¡Qué buen tema para un relato breve, ese diálogo silencioso entre un ratero cautivo por el arte y un hada artista que regala sus dones a la puerta de su casa! ¡Quién fuera ese ratero!... De algún modo, podemos elegir sentirnos ese ratero secreto quienes nos asomamos a la puerta de tu blog.

Aperta

ines dijo...

Que bien escribes Enric! Te añado a mi grupo de SERES RAROS. Gracias por asomarte a mi blog.

Un bico