sábado, 19 de febrero de 2011

Cecily Brown



La Alta Sociedad vista como en una Orgía de F. Scott Fitzgerald: hombrecillos con fracks y sombreros de copa, trozos de musculosos millonarios envarados intentando llegar al climax, añicos imperceptibles de cuerpos sensuales, penes separados, alusión a la chismografía en las cenas-fiestas multitudinarias. Se nota una referencia a Cézanne y a los comienzos de Pollock.


Los amantes jóvenes de Cecily Brown se derriten entre los arboles, fundidos en el paisaje en el calor de un momento con pastel de suaves colores a la maleabilidad del húmedo óleo de la superficie. Cecily Brown sabe que el deseo reside en el flirt: entre su ferviente abstracción gestual, solo que se vislumbre una sugerencia es bastante.



Tomando este título de una obra de Tennessee Williams, The Fugitive Kind es un seductor chisme sureño de Cecily Brown. Brown utiliza el contorno del expresionismo abstracto no solo para transportar una emoción cruda sino un sentido corpóreo de conexión entre la pintura y la idea del espectador. Cecily Brown capitaliza la carnosidad de su medio: la capacidad de su pintura para reproducir una sensación física, una ilusión dramática del movimiento. Dentro de sus superficies voluptuosas se revelan fantasías épicas, como si cada golpe de brocha contuviese un oscuro secreto.


Las pinturas de Cecily Brown literalmente gotean sexo. Con gestos tenues con carboncillo y blancos, evocan dibujos vitales que contienen una impresión carnal. Cecily Brown se acerca a esta abstracción como la secuela de dos amantes que se revuelcan sobre la lona. Una obra basada en una fantasía de Yves Klein soñada y saboreada completamente con la perspectiva de una chica.


El Paso De la noche de Cecily Brown tiene todo el vigor de una paleta masculina, con reminiscencias de los nenúfares de Monet, y una referencia a Georgia O'Keeffe. Entre el florido paisaje surge la impresión de una pareja copulando.



La chica que tenía todo- poblado de fragmentos de figuras retorcidas y misteriosas que recuerdan a Francis Bacon


Basado en la famosa película de Doris Day, este Juego de Pijamas no tiene otra intención que basarse en una comedia divertida en un mundo a la vez inocente y sofisticado




Cecily Brown , nació en 1969 en Londres. Tiene un gran respeto por la historia del arte y en sus obras revela sus preferencias y alta consideración por artistas como Francisco de Goya, Nicolas Poussin , Willem de Kooning y Joan Mitchell , incorporando en sus obras su punto de vista femenino.


Cecily Brown estudió arte y diseño en la Escuela de Arte de Epsom , Surrey , Inglaterra (1985-1987), recibió clases de dibujo y grabado, en Morley College , Londres, 1987-1989, y se licenció en Bellas Artes, en Slade School of Art , Londres (1989-93).

Su obra ha sido expuesta en la Bienal del Whitney de 2004 en Nueva York, en la Galería Saatchi de Londres y en la "Greater New York" en Nueva York. Ha expuesto tambien en galerías y museos como en el Contemporáneo de Bellas Artes de Berlín, el MACRO de Roma y el Museum der Moderna de Salzburgo. Está representada por la Galería Gagosian .

La obra de Cecily Brown combina figuración y abstracción . Ampliando la tradición del expresionismo abstracto , dibuja sus influencias de pintores como Willem de Kooning. Sus pinturas también recuerdan las obras de Philip Guston y la Escuela figurativa de los años 1950 y 1960. Brown, a menudo pone títulos a sus obras de películas clásicas de Hollywood, como The pyjama game, the bed time story y The fugitive kink.

Se ha dado a conocer por su estilo abstracto y abstracto expresionista como el de los pintores De Kooning y Oskar Kokoschka . La sexualidad y la atracción son temas importantes en su trabajo, que explora a través de medios semi-figurativos y abstractos.

Cecily Brown es hija de la novelista Shena Mackay, y de David Sylvester , uno de los principales críticos de arte de Gran Bretaña. Está casada con Nicolai Ouroussoff, crítico de arquitectura del New York Times.